Retour

Elle Decor

07 Juillet 2019
En Normandía, junto al acantilado que inspiraba a Claude Monet, una actriz creó un jardín onírico en honor al artista.

Madame Thébault, una conocida actriz francesa que vivió entre finales del siglo XIX y principios del XX, sentía tanta pasión por la interpretación como por el arte y la jardinería. De hecho, durante toda su vida mezcló estos tres campos. Para preparar el papel que le dio la fama, el de Roxelana, una esclava que se convirtió en la única esposa legítima del sultán del Imperio Otomano Solimán El Magnífico y que ejerció gran poder en el gobierno gracias a su carácter y perseverancia, la actriz se inspiró en la belleza y la fuerza de las orquídeas que cultivaba en su casa. El nombre de la sultana también fue el que le dio a su casa de Etretat, Normandía, una villa junto al acantilado de Amont, en la costa de Alabastro, que tanto inspiró al pintor Claude Monet. En 1903 la actriz decide plantar el primer árbol del jardín que rodearía su casa y que estaría inspirado en el trabajo del artista impresionista. Le ayudaría en esta gesta el jardinero Auguste Lecanu.

En 2015, con la apertura de los jardines al público como museo al aire libre, el paisajista Alexandre Grivko recibe el encargo de repensar la obra de Madame Thébault. Su objetivo era el de rendir homenaje a la idea original y unir los elementos históricos del vergel con ideas de arquitectura contemporáneas, creando un jardín neofuturista, "un laboratorio científico y artístico, una oportunidad para resaltar la biodiversidad y la belleza natural del ecosistema y para mostrar nuevas formas escultóricas y procesos arquitectónicos en el arte del paisaje", explica. El museo tiene una colección permanente, en la que destacan las gotas de lluvia del español Samuel Salcedo, grandes rostros con expresiones que reposan sobre los arbustos del Jardín de las Emociones, y, en el Jardín de las Impresiones, la escultura de Claude Monet y su caballete ante el paisaje que inmortalizó en sus obras.

Exposiciones temporales

Cada temporada, el jardín se concibe como una escultura viva única que crece y evoluciona, como una planta, y se invita a varios artistas para que muestren sus obras con una misma temática. Este verano la exposición es Hombre y naturaleza: juego doble y su objetivo "es explorar cómo el entorno natural moldeado por el hombre se correlaciona con formas escultóricas e ideas artísticas y entrar en un diálogo que conduzca a la transformación del espacio del jardín natural". A continuación puedes ver algunas de las obras que se mostrarán hasta el próximo 31 de octubre.

GDCInteriors Journal. UK
2019-07-01
T Spain
2019-07-12
Billets
We are using cookies to provide you with a better browsing experience Read our policy.